75 aniversario de Lo que el viento se llevó (II)

jueves, 1 de enero de 2015

75 aniversario de Lo que el viento se llevó (II)

Lo que el viento se llevó, todo el mundo ha visto esta célebre película (cada uno de sus 238 minutos) o como mínimo ha oído hablar de ella. El film protagonizado por Vivien Leigh y Clark Gable cumple 75 pero aún no se conocen todos sus secretos o curiosidades, todo el mundo debería saber, por ejemplo, que la última superviviente del film es la longeva Olivia de Havilland...
Los actores y el equipo de la película

Vivien Leigh fue la actriz elegida para encarnar el papel de Escarlata, pero tuvo que someterse a varias pruebas hasta conseguir el papel. La búsqueda de la actriz principal llevó 2 años y un cásting a más de 1.000 actrices. Actrices como Katharine Hepburn o Carol Lombard también optaron a interpretarla.  

En cuanto al actor principal, no se pensó en primer lugar en Clark Gable; Gary Cooper o Errol Flynn fueron los primeros elegidos. Clark Gable se continuó con el proyecto gracias a Olivia de Havilland, que le convenció de ello tras amenazar Gable al equipo con abandonar. También hay que decir que la llegada al film de Olivia de Havilland fue pura casualidad, ya que en principio el papel iba a ser para su  hermana Joan Fontaine, que lo rechazó.

A cargo de la dirección estuvieron varios de los grandes como George Cukor, William Cameron Menzies, B. Reeves Eason, Sam Wood y, al final, Victor Fleming.

¿La relación entre Gable y Leigh era buena? Lo que más se ha oído a lo largo de los años es que los dos protagonistas no se soportaban pero se respetaban porque eran dos profesionales. Se ha dicho que Gable comía cebollas y que Leigh fumaba mucho. Mejor no imaginemos cómo eran los apasionados besos de la cinta. Vivien Leigh llegó a rodar 125 días, a 25.000 $; pero, sin duda, la estrella era Gable que filmó 75 y cobró 120.000 $

Hattie McDaniel
El éxito del film se vio en los Oscar, 8 estatuillas se llevaron. Fue el primer film en color en ser galardonado, la adorable Mammy se llevó una de las estatuillas -la primer mujer negra en logar un Oscar-, así como Vivien Leigh.

Los censores recibieron una buena cantidad de dinero para que respetasen la última frase del film como ya dijimos en el artículo anterior. En España, la censura prohibió la película hasta 1950. La clasificación era de "gravemente peligrosa", ya que trataba temas muy delicados: infidelidad, racismo, homicidio…

Ahora, ya podemos disfrutarla desde el sofá de nuestra casa, toda una película para estos días de Navidad. Claro que si te has quedado con ganas de verla en pantalla grande, todavía hay cines en Nueva York que la exhiben en sus salas. Y si estás por Jonesboro, en Georgia, pásate por el museo Road to Tara, podrás recorrer los lugares de la película.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada