Las verdaderas estrellas de cine clásico

lunes, 20 de octubre de 2014

Exposición: Audrey Hepburn en el Thyssen

"Para mí la moda es el pasado". Así de contundente se muestra Hubert de Givenchy que con mucha amabilidad nos concede unos minutos tras la rueda de prensa que ofrece en el Thyssen. Un breve encuentro porque está muy cansado tras varios meses de preparativos y entrevistas.

Se muestra feliz con la exposición que presenta el museo. Ha tenido carta blanca y la oportunidad de poder expresarse. Habla de ella, de la muestra, con humildad y respeto. Humilde es la forma de presentarla ya que el modisto no ha querido hacer una retrospectiva de su obra, ni repasar sus éxitos.

"La mayoría de los modelos son piezas el archivo de Givenchy y de clientas de Nueva York, Texas o París que han tenido la amabilidad de prestarlos", nos cuenta el maestro.

Pero la emoción salta a sus palabras cuando habla de Audrey Hepburn. "Ella era única. Tanto por su físico como por su personalidad y su vida modélica, sobre todo al final de su vida colaborando con Unicef. Era admirable", dice monsieur Givenchy.

Hubert de Givenchy en el museo Thyssen
Givenchy
El recorrido comienza por las primeras creaciones del maestro, como la camisa Bettina. Después se exponen los vestidos que llevaron esas mujeres importantes de la vida social y la política. Y es que Givenchy vistió los años 60, 70 y 80, pero además contribuyó a generarlos.

Audrey Hepburn es la mujer que simboliza su estilo. El modisto la adoraba, la quería, la tenía como musa y solo la muerte de la actriz les separó. Para ella hizo todo tipo de ropa, tanto para momentos muy especiales de su vida personal como para sus películas.

El vestuario de Desayuno con diamantes (1961) es uno de los más reinterpretados de la historia de la moda y un referente de elegancia clásica e intemporal. Pero hubo otras damas que desfilaron por todo el planeta vestidas por el maestro, como la duquesa de Windsor, Grace de Mónaco y Jackie Kennedy. Cuatro estilos con un mismo acento.



La exposición permanecerá en el museo Thyssen hasta el 18 de enero de 2015. 


Fuente: RTVE.es

domingo, 19 de octubre de 2014

Mujeres con historia: Bette Davis

Esta semana, en la Rosa de los Vientos, en la sección Mujeres con historia, hablaron de la figura de Bette Davis veinticinco años después de su fallecimiento, una mujer que se ganó a pulso el cartel de chica sin corazón. Se le daban tan bien los papeles de mala que la gente empezó a preguntarse si era así realmente.




Para escuchar el audio pincha aquí

viernes, 17 de octubre de 2014

El atormentado Monty Clift

Atormentado, emulando de cierta manera el personaje que interpretó en 1951 a las órdenes de George Stevens. Así fue Montgomery Clift durante gran parte de su existencia, una estrella atípica, difícil de descifrar. Tan solo y acabado que apareció muerto en 1966 en su cama, desnudo y boca abajo, con las gafas de sol puestas y sacudido tras un ataque al corazón, aunque en su muerte hubiera de fondo una larga adicción a los medicamentos de prescripción. Tenía 45 años.

Es un relato complejo y complicado que ha recogido Anne Helen Petersen en un nuevo libro sobre el hombre del que se dijo que estuvo terriblemente enamorado de Elizabeth Taylor y que al mismo tiempo fue considerado un icono gay en muchos ámbitos.

La autora lo atribuye al hecho de su aburrida vida social, de la falta de titulares que generó en ese aspecto. "Era un hombre extraño", expresa, un hombre que insistió en mantener su residencia en Nueva York y pasar el menor tiempo posible en Hollywood, un tipo que sobrevivía con solo dos comidas al día, casi siempre a base de huevos, un filete y zumo de naranja, esquivando las discotecas para dedicarse a las lectura de autores como Chejov o Aristóteles, su guía en la vida.

En parte por eso dice que "su vida privada era aburrida. No salía con chicas, no flirteaba con nadie y no se dejaba ver en público acompañado. Su imagen, era, más que nada, confusa". Todo ello contribuyó a la especulación sobre su orientación sexual, sobre su presunta homosexualidad, aunque su constante reserva no permitió nunca comprobarlo de forma fehaciente.

De un futuro matrimonio, decía que solo acometería semejante empresa si llegaba la chica adecuada, y que mientras tanto prefería explorar el terreno. Después, cuando un periodista le preguntó si tenía algún hobby dijo que sí, que las mujeres, aunque más bien parecía una maniobra de distracción que un interés real.

Otros decían que era bisexual y otros apostaban incluso por su falta de interés absoluto por el sexo. Todo ello quedó en un segundo plano tras su terrible accidente de tráfico. Sucedió en la noche del 12 de mayo de 1956 durante el rodaje de El árbol de la vida, volviendo de cenar con su gran amiga Elizabeth Taylor y su marido de aquel entonces, Michael Wilding.

Su recuperación nunca fue total, añadiendo unos diez años a su apariencia física. No quedó desfigurado, pero su tirón en la meca del cine ya no volvió a ser el mismo. Fue entonces cuando se agarró al alcohol y a los medicamentos para poder soportar la soledad y sus ansiedades. En 1961, durante el rodaje de Vidas rebeldes, Marilyn Monroe dijo de él que era la única persona que conocía que estaba en peor estado físico que ella, siendo como fue para la rubia platino, su última película.

Sus últimos años fueron tristes, decadentes. "Se estaba saliendo de su carrera a punta de alcohol", escribió un biógrafo de Clift años después. Cansado de ser una estrella, renegando de todo su entorno. Un ser atormentado.


Fuente: El Mundo

miércoles, 8 de octubre de 2014

Robert Mitchum y las drogas

Robert Mitchum no era ningún angelito, ni dentro ni fuera de la pantalla, pero pocos saben que llegó a pasar por la cárcel. En 1948 fue arrestado por posesión de marihuana e incluso existe constancia gráfica de su paso por prisión. Los Angeles Times ha recuperado ahora algunas de estas fotografías, realizadas hace 66 años.
En su día, la detención del protagonista de La noche del cazador recibió una intensa cobertura de los medios de comunicación de Hollywood. El 1 de septiembre de 1948, un artículo publicado en el citado diario angelino contaba que el actor fue detenido durante una redada policial cuando estaba con la estrella del momento Lila Leeds (La dama del lago), en su domicilio de Hollywood Hills. Otras dos personas fueron detenidas en la operación. Mitchum declaró que estaba buscando casa en la zona con un amigo cuando decidió hace una parada para visitar a Leeds y a su compañera de piso, la bailarina Vicky Evans.

La Policía describió la vivienda como un pequeño paraíso para los porros, pegada a una colina, sin vecinos cerca y a salvo de miradas indiscretas gracias a la vegetación. El propio Mitchum relató que las chicas los dejaron entrar y, cinco minutos después, las agentes de narcóticos ya estaban llamando a la puerta. El actor se mostró arrepentido, según contó el diario en su día, pero a ratos le daban «arranques filosóficos, como podría esperarse de alguien que un día llegó a California en autobús con su mujer y solo 26 dólares en el bolsillo». Su amigo Evans, por cierto, fue absuelto por un jurado.

Robert Mitchum tenía 31 años y entonces pensó que aquel escándalo sería el amargo epílogo a su carrera. Ya había rodado películas tan notables como Encrucijada de ocios y Retorno al pasado, obra maestra de Jacques Tourneur. Entonces no sabía que después de cumplir sesenta días de servicios, seguiría trabajando en el cine durante décadas, hasta su muerte en 1997. La actriz Lila Leeds, por el contrario, vio de verdad cómo se arruinaba su carrera, aunque aún rodó unas pocas películas más. La última data de 1949. Falleció en 1999.


Fuente: ABC.es

lunes, 6 de octubre de 2014

25 años sin Bette Davis

Parece que fue ayer, pero han pasado 25 años. Gravemente enferma, Bette Davis representó a la perfección su último papel en el Festival de San Sebastián. Unos ojos únicos, los ojos de Bette Davis, como decía la canción, hicieron de su belleza algo diferente, válida para casi todo tipo de papeles. 

Desde sus magistrales trabajos para William Wyler hasta la Margo Chaning de Eva al desnudo, o ¿Que fue de Baby Jane?. Bette Davis estuvo en San Sebastian y se fué, definitivamente, unos pocos días despues, en París el 6 de octubre.

miércoles, 1 de octubre de 2014

Exposición: Hollywood Costume

Ni se hicieron con los mejores materiales ni estaban pensados para resistir el paso del tiempo. Muchos de los trajes icónicos de la historia de Hollywood han estado guardados de cualquier manera o incluso en alguna ocasión han sido rescatados de la basura. Sin embargo, pocos trapitos son tan recordados como el vaporoso vestido blanco que lució Marilyn Monroe en La tentación vive arriba, las zapatillas rojas de El mago de Oz o el sombrero de Indiana Jones. Estas son algunas de las piezas que forman parte de Hollywood Costume, la vasta exposición que este jueves abre sus puertas en la que será la próxima sede del museo de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood. La exposición retoma y expande el material recopilado para el museo Victoria & Albert de Londres con una muestra que quiere explorar la importancia del vestuario cuando hablamos de cine.



En total 150 los atuendos expuestos, conviviendo los clásicos con los modernos, los trajes de época con los más contemporáneos o incluso aquellos que no pertenecen a este mundo. Según explican los organizadores de la Academia, su deseo no es alimentar la nostalgia mostrando el cine que fue sino el que será. De ahí que conviva la boina de Faye Dunaway en Bonnie & Clyde con la gabardina amarilla de Warren Beatty en Dick Tracy. O el atuendo espacial de Hans Solo de La guerra de las galaxias con el del último James Bond que vistió Daniel Craig. Mientras que un maniquí con el esmoquin de Marlene Dietrich en Marruecos le enciende el cigarrillo a otro emulando a Sharon Stone en su provocativo conjunto color hueso del inolvidable cruce de piernas en Instinto básico. Como recuerdan sus organizadores, el deseo es mostrar la historia del cine mediante sus vestidos pero de una forma entretenida, alejada de esos otros intentos que en el mejor de los casos se parecen a un museo de cera y en el peor, a ropas de muerto colgadas de una percha.


De ahí que la muestra esté elaborada como una película. Un filme que abre los armarios de Hollywood en tres actos y donde los trajes están identificados por su aparición en el guion y no por un aburrido cartelito que nadie lee. También cuenta con actores cuya presencia virtual explica algunos de los atuendos expuestos. Ese es el caso de Meryl Streep, su imagen pacientemente sentada explica al curioso los diferentes detalles de los muchos trajes que han hecho de ella la actriz más veces candidata a ganar el Oscar. Lo mismo ocurre con Martin Scorsese, director y estudioso del cine capaz de hablar de sus películas y de las ajenas, como por ejemplo, sobre el conjunto que vistió Tippi Hedren durante el rodaje de Los pájaros.


Dado que esto es Hollywood no pueden faltar los trajes de época como los de Shakespeare enamorado o incluso esos más cercanos, pero igual de opulentos, como los utilizados por Baz Luhrmann y diseñados por su esposa, Catherine Martin, en filmes como Mouline Rouge o El gran Gatsby. Pero la exposición también mezcla el icónico mono amarillo de Kill Bill con el igualmente recordado tres piezas de macarra de discoteca que vistió John Travolta en Fiebre del sábado noche o el traje casi funerario por el que serán recordados por siempre Los Blue Brothers. También se han sumado a la fiesta los actuales superhéroes, sus trajes, sus capas y sus escudos incluido ese Superman que con la cara de Christopher Reeve y los calzones rojos por fuera sobrevuela la mucho más sobria, reciente y musculosa malla que vistió Henry Cavill en la última encarnación del héroe de héroes.

Del valor de los protagonistas de esta exposición, que permanecerá abierta hasta el 2 de marzo, nadie habla. En su mayoría son propiedad de coleccionistas privados, y en algunos casos forman parte del fondo de la Academia. Ese es el caso de las zapatillas rojas que vistió Judy Garland en El mago de Oz por las que se estima la Academia pagó de los 1,5 a 2,3 millones de euros con tal de preservar este fragmento de magia e historia.

Fuente: El País

Mujeres con historia: Katharine Hepburn, la fiera indomable de Hollywood

Silvia Casasola repasa cómo fue la vida de esta conocida actriz de Hollywood en su sección Mujeres con historia, en La rosa de los vientos.




Fuente: Onda Cero

Muere Shirley Temple

20 años sin Federico Fellini

50 aniversario de Cleopatra