Las verdaderas estrellas de cine clásico

jueves, 28 de mayo de 2015

La herencia de Audrey Hepburn

Audrey Hepburn
Audrey Hepburn  es recordada por su estilo dentro y fuera de la pantalla. Sus gafas de sol redondeadas de concha, los guantes largos blancos, la pamela amplia en su cabeza o sus vestidos de Dior y Givenchy, entre otros, siguen siendo recordados 22 años después de la muerte de una intérprete que falleció demasiado joven, a los 63 años, de cáncer de colon.

Pero mientras el recuerdo los mantiene vivos en nuestra mente, muchos de estos objetos así como el resto de sus enseres más personales siguen perdidos en una batalla legal entre sus hijos, Sean Ferrer y Luca Dotti. Hepburn pensó que lo dejaba todo bien atado, repartiendo mitad y mitad entre sus dos únicos descendientes, fruto de sus matrimonios con el actor Mel Ferrer y con el psiquiatra italiano Andrea Dotti, respectivamente. Pero los hijos nunca han llegado a un acuerdo sobre cómo dividirse esta vasta colección de joyas, sombreros, fotografías y vestuario. La herencia de Hepburn también incluye un gran número de pósters y guiones de sus icónicas películas así como elementos de attrezo utilizadas en ellas, piezas de coleccionista de inmenso valor tanto histórico como personal, además de económico. Una herencia que permanece guardada en una compañía profesional de almacenaje dedicada a las bellas artes y otras colecciones privadas en Los Ángeles mientras un juez decide su futuro.

Fuente: EL PAIS.

martes, 26 de mayo de 2015

Carmen Sevilla hospitalizada

Carmen Sevilla fue hospitalizada ayer, en la Clínica Quirón de Madrid. El motivo de su ingreso ha sido una infección orina y deshidratación. La actriz de 84 años sufre desde hace varios años un alzheimer muy avanzado.

Como informa Chance, el delicado estado de salud de la presentadora de Cine de barrio motivó su entrada en la residencia Sanyres el pasado mes de marzo, un centro dedicado a tratar el alzheimer y que se encuentra en la localidad madrileña de Aravaca.



Por culpa de su avanzado estado de alzheimer, la actriz no reconoce a nadie y se limita a repetir algunas de las palabras que le mencionan. La actriz, que es una de las más reconocidas de la historia del cine español, se retiró de la vida pública en 2010.

Fuente: FormulaTV

lunes, 25 de mayo de 2015

Audrey Hepburn: Portraits of an Icon

Lucca Dotti cuenta que su madre nunca se consideró guapa. Se veía la nariz y los pies grandes, poco pecho, demasiado delgada... Lo volvía a contar a comienzos de este mes, cuando hubiera cumplido 86 años. "Siempre le sorprendió bastante el hecho de que fuese considerada un icono de belleza y una gran actriz, era muy tímida sobre esa parte de la apreciación mundial que recibía", declaraba Dotti a un diario británico.

La declaración de una madre modesta no sorprendería si no fuera porque Dotti es el hijo menor de Audrey Hepburn, admirada todavía hoy como icono de moda y belleza atemporal. Lucca es fruto del segundo matrimonio de Audrey -mucho menos mediático que su relación con Mel Ferrer, con quien tuvo un hijo, Sean- con un psiquiatra y playboy italiano, Andrea Dotti, a quien conoció poco después de su traumático divorcio en 1968 (tras la ruptura con Ferrer, Audrey sólo volvió a hablar con el actor en dos ocasiones).

Audrey Hepburn, durante el rodaje en África de 'Historia de una...
Audrey Hepburn, durante el rodaje en África de Historia de una monja, 1958 ©Leo Fuchs

Y aunque su madre no acababa de estar cómoda con el mito, sus hijos contribuirán a perpetuarlo: Sean Hepburn Ferrer y Lucca Dotti acaban de ceder una treintena de fotografías procedentes de su colección personal para la exposición, formada por más de 60 instantáneas, que se inaugurará el próximo 2 de julio en la National Portrait Gallery de Londres: 'Audrey Hepburn: Portraits of an Icon'.

Añadir leyenda

El archivo familiar incluye raros tesoros como una fotografía de la actriz a los nueve años, otra de adolescente tras la liberación de Holanda, en el rodaje de Historia de una monja en África, pruebas de vestuario para Sabrina o una Audrey de 13 años actuando en un recital de danza. Por entonces, todavía soñaba con ser bailarina y no actriz.

Seis años después de tomarse esa foto adolescente, Hepburn llegó a Londres desde Amsterdam con una beca para estudiar ballet. Precisamente, en el edificio que acoge los archivos de la National Portrait Gallery estaba hace 65 años el nightclub Ciro's, en el que debutó Hepburn como corista.

Ya en las fotos de entonces, podía apreciarse el personalísimo estilo de la actriz, según explicaba Terence Pepper, uno de los comisarios, cuando se anunció la muestra. "El estilo de Hepburn surgió al principio de su carrera, y nuestra muestra documenta especialmente bien este estilo inicial, cuando apareció por primera vez en la escena británica". Para Pepper, el secreto del perenne magnetismo de la actriz es "la simplicidad de su imagen".

Tras sus trabajitos como modelo y en revistas, rodó una película menor -Monte Carlo Baby- en Montecarlo, donde conocería a la escritora Colette. Ella la recomendó para el papel de Gigi, la obra de la mítica novelista y libretista que iba a estrenarse en Broadway. Su salto a la fama.

La muestra recoge también las fotografías que le hizo Larry Fried en Broadway entre bambalinas mientras interpretaba aquel papel. Después, llegarían los retratos icónicos de la actriz durante los 50 y 60, ante el objetivo de los grandes. Philippe Halsman, Richard Avedon, Mark Shaw, Cecil Beaton... Todos ellos aparecen también en la muestra.

Prueba de vestuario para Sabrina, Paramount Pictures, 1953

"Estamos emocionados de dar apoyo a esta amplia exposición dedicada a nuestra madre, pues nos permite a Sean y a mi captar fragmentos de un pasado de otro modo inalcanzable", aseguraba Luca en la nota difundida por la galería.

Lucca aseguraba que su madre se sentiría "honrada" con una exposición así. O, tal vez, como con su belleza, no entendería por qué era merecedora de tanta atención. Así lo dijo en una ocasión: "No pienso en mí como un icono. Lo que está en la mente de otros no está en la mía. Yo sólo hago mi trabajo"


Fuente: El Mundo.es

miércoles, 13 de mayo de 2015

Comienza el Festival de Cannes

Film as dream, film as music. No art passes our conscience in the way film does, and goes directly to our feelings, deep down into the dark rooms of our souls.Ingrid Bergman

 
¿Deberíamos hablar de centenario o más bien de eternidad? Al examinar el rostro radiante de Ingrid Bergman elegido para el cartel del 68º Festival, que lanza su mirada y su sonrisa por encima del hombro para dar la bienvenida a la crema y nata de la creación cinematográfica del 13 al 24 del próximo mes de mayo, no cabe la más mínima duda.

El rostro que con razón le decía a Cary Grant en Encadenados: «You’re afraid you’ll fall in love with me»*, inspiró a los más grandes directores, como Georges Cukor, Victor Flemming, Alfred Hitchcock, Roberto Rosselini, Jean Renoir o Ingmar Bergman, por citar solo algunos, y fue también la musa de Andy Warhol para una serie de retratos. Entre 1932 y 1978, muchas películas y otros tantos carteles se apropiaron de la imagen de la actriz, instalada para siempre en el panteón de la historia del cine.

*Y Cary Grant le respondía: “That wouldn’t be hard…” (Encadenados, Alfred Hitchcock, 1946)

Intermezzo de David O. Selznick, 1939
Intermezzo de David O. Selznick, 1939 © DR

Casablanca de Michael Curtiz, 1942
Casablanca de Michael Curtiz, 1942 © DR

Por quién doblan las campanas de Sam Wood, 1943
Por quién doblan las campanas de Sam Wood, 1943 © DR

Por quién doblan las campanas de Sam Wood, 1943
Por quién doblan las campanas de Sam Wood, 1943 © DR
Por quién doblan las campanas de Sam Wood, 1943
Por quién doblan las campanas de Sam Wood, 1943 © DR

Por quién doblan las campanas de Sam Wood, 1943
Por quién doblan las campanas de Sam Wood, 1943 © DR

Luz que agoniza de George Cukor, 1944
Luz que agoniza de George Cukor, 1944 © DR

Luz que agoniza de George Cukor, 1944
Luz que agoniza de George Cukor, 1944 © DR

-
Encadenados

Encadenados de Alfred Hitchcock, 1946
Encadenados de Alfred Hitchcock, 1946 © DR


Juana de Arco de Victor Fleming, 1948
Juana de Arco de Victor Fleming, 1948 © DR

Atormentada de Alfred Hitchcock, 1949
Atormentada de Alfred Hitchcock, 1949 © DR

Atormentada de Alfred Hitchcock, 1949
Atormentada de Alfred Hitchcock, 1949 © DR

Atormentada de Alfred Hitchcock, 1949
Atormentada de Alfred Hitchcock, 1949 © DR

Stromboli, tierra de Dios de Roberto Rossellini, 1950
Stromboli, tierra de Dios de Roberto Rossellini, 1950 © DR

Europa '51 de Roberto Rossellini, 1952
Europa '51 de Roberto Rossellini, 1952 © DR

Te querré siempre de Roberto Rossellini, 1954
Te querré siempre de Roberto Rossellini, 1954 © DR

Te querré siempre de Roberto Rossellini, 1954
Voyage en Italie de Roberto Rossellini, 1954 © DR

Ya no creo en el amor de Roberto Rossellini, 1954
Strach de Roberto Rossellini © DR

Ya no creo en el amor de Roberto Rossellini, 1954
Ya no creo en el amor de Roberto Rossellini, 1954 © DR

Anastasia de Anatole Litvak, 1956
Anastasia de Anatole Litvak, 1956 © DR

Elena y los hombres de Jean Renoir, 1956
Elena y los hombres de Jean Renoir, 1956 © DR


Elena y los hombres de Jean Renoir, 1956
Elena y los hombres de Jean Renoir, 1956 © DR

No me digas adiós de Anatole Litvak, 1961
No me digas adiós de Anatole Litvak, 1961 © DR

La visita del rencor de Bernhard Wicki, 1964
La visita del rencor de Bernhard Wicki, 1964 © DR

Sonata de otoño de Ingmar Bergman, 1978
Sonata de otoño de Ingmar Bergman, 1978 © DR

Fuente:festival-cannes.com

martes, 12 de mayo de 2015

Arranca el Festival de Cannes 2015

Faltan unas horas para el inicio del Festival de Cannes. Esta 68 edición ha elegido como imagen de cartel a Ingrid Bergman, y como imagen más allá del cartel, y a la vista de la programación oficial en competición, podría decirse que se ha elegido como imagen en primer plano al propio cine francés y al italiano: de las diecinueve películas que compiten por la Palma de Oro, casi la mitad de ellas pertenecen a estas nacionalidades, cinco son francesas y tres italianas.

Festival de Cannes: pleno de cine francés e italiano


Jacques Audiard, Stéphane Brizé, Valéry Donzelli, Maïwenn y Guillaume Nicloux son los directores que este año juegan el partido en casa, y tres cineastas italianos de infinito peso, como Paolo Sorrentino; Matteo Garrone, también un habitual de Cannes, con Il racconto dei racconti, y Nanni Moretti con Mia madre. No estarán, y hay que subrayarlo, los hermanos Dardenne. Los hermanos Coen, presidentes del jurado de este año, Rossy de Palma ... Una cierta mirada, sección paralela que busca destacar un cine menos, tendrá el jurado de la sección presidido por Isabella Rossellini.

Imagen del cartel oficial de la 68 edición del Festival de Cannes, con Ingrid Bergman.

Inaugura esta edición, una película francesa, La tête haute, de Emmanuelle Bercot, y protagonizada por Catherine Deneuve. la presencia española se reduce a Un día perfecto, de Fernando León de Aranoa y participada por TVE, dentro de la sección Quincena de realizadores.



Fuente: ABC, RTVE

miércoles, 6 de mayo de 2015

Centenario de Orson Welles

Orson Welles
Se cumplen 100 años del nacimiento de Orson Welles, uno de los grandes genios del séptimo arte. La leyenda de Welles se alimenta tanto de sus películas acabadas como de las que nunca llegó a terminar. El 30 de octubre de 1938, Norteamérica entró en pánico con la adaptación radiofónica que Orson Welles hizo de la novela La Guerra de los mundos, radioteatro que pasaría a la historia como el más impactante de todos los tiempos. 

De niño prodigio a hombre de gran versatilidad, Orson Welles tuvo una enigmática carrera en Hollywood, así como una importancia crucial en el cine independiente y en el teatro. Películas como Ciudadano Kane o Campanadas a Medianoche continúan inspirando el cine actual. Con una vida personal y sentimental agitada, Orson Welles, antepuso siempre como prioridad su trabajo.

Como actor, Welles trabajó infatigablemente, interpretando muchas veces dos y tres películas por año. Algunas de sus actuaciones, Alma rebelde (1943), El tercer hombre (1949), Compulsión (1959) son memorables. Sus interpretaciones de Othello, Kane, Falstaff y otras muchas en las que se dirigía a sí mismo, hacen ver que su talento como actor era tan grande como el que manifestó en otras muchas actividades de su vida.


El día 9 de mayo, La Noche Temática ofrecerá imágenes de casi todos los trabajos realizados por el legendario director de El cuarto mandamiento. Incluidas algunas de sus películas inacabadas como Al otro lado del viento con John Huston. Cuenta con numerosas entrevistas a personalidades relevantes como Martin Scorsese, Steven Spielberg, Richard Linklater, y su amigo de toda la vida, el historiador de cine y director, Peter Bogdanovich.

Ninguna radionovela ha provocado tanto desconcierto como La guerra de los mundos, dirigida por Orson Welles en 1938. Más de un millón de personas creyó, aunque fuera por poco tiempo, que los Estados Unidos estaban siendo arrasados por invasores alienígenas. A través de testimonios reconstruidos con actores revivimos los dramáticos momentos que recogieron aquella tormentosa noche la emisora CBS, las redacciones de los periódicos y las comisarías.

En su novela publicada en 1898, el escritor británico H. G. Wells había urdido un aterrador relato de destrucción en el que los invasores de Marte causaban estragos en la campiña inglesa. Para la adaptación, Welles cambió el escenario a los Estados Unidos. La mayoría creyó que era un boletín oficial verdadero.

Fue un momento de inspiración para Orson Welles, el director de 23 años del Teatro Mercurio. Ante el atril en el Estudio Uno, en el piso 20 de la Columbia Broadcasting Service, en Nueva York, con diez actores y una orquesta de 27 instrumentos. Orson era probablemente el mejor director de radio y el más innovador. Se saltó todas las normas que ni siquiera existían. En los círculos teatrales, a Welles ya se le consideraba un gran artista.



Fuente: RTVE.es

sábado, 25 de abril de 2015

20 años sin Ginger Rogers

Ginger Rogers
Comenzó su carrera tres años antes que Fred Astaire y le sobrevivió casi una década. Con 75 películas a sus espaldas, la actriz, cantante y bailarina Ginger Rogers falleció hace 20 años en su casa de California "por causas naturales". La protagonista de Sombrero de copa y Espejismo de amor, por la que ganó el Oscar en 1940,  un drama adaptado por Dalton Trumbo sobre una mujer que pierde a su hijo. "Les había pedido durante años que me dieran algo con chicha", dijo Rogers en una entrevista hace pocos años al recordar el galardón - de Hollywood, "y finalmente me lo dieron. 

Ginger Rogers, cuyo verdadero nombre era Virginia Katherine McMath nació en Independence (Estado de Misuri) en 1911 y comenzó a bailar, sobre el escenario a los catorce años impulsada por la determinación de su madre, que más adelanté le consiguió un contrato con los estudios en RKO y su primer papel para el cine. Poco a poco va asentando una imagen de chica moderna e independiente, algo rebelde pero virtuosa y sincera que repetirá en la mayor parte de sus películas. Tras aparecer en los escenarios formando pareja con Jack Pepper, su primer marido, siguió después en solitario acompañando a la orquesta de Eddie Lowry en Chicago.

En 1929 debuta en el musical de Broadway Top Speed. En RKO, donde su madre trabajaba como cazatalentos, inició su prolongada agenda de baile con Fred Astaire. Después de probar suerte con papeles dramáticos y cómicos, como el de la película de Billy Wilder El mayor y la menor, donde su madre también hacía una breve aparición, Rogers regresó al teatro para asumir el papel protagonista de Hello Dolly en Broadway. Estuvo casada en cinco ocasiones, tres de ellas con personajes de la industria del cine: los actores Lew Ayres y Jacques Bergerac y el actor y director William Marshall.

Ginger Rogers empezó en el teatro de vodevil y, tras convertirse en una estrella del musical, supo escapar del encasillamiento danzarín y pudo labrarse una buena carrera como comedianta y actriz dramática, rodando para cineastas como Billy Wilder, Leo McCarey o Howard Hawks. 



Fuente: El País, Fotogramas



Muere Shirley Temple

20 años sin Federico Fellini

50 aniversario de Cleopatra