Las verdaderas estrellas de cine clásico

domingo, 25 de enero de 2015

25 años sin Ava Gardner


Hoy se cumplen 25 años de la desaparición de Ava Gardner, que nació el día de Nochebuena de 1922 en una pequeña comunidad de plantadores de tabaco en Carolina del Norte. La más pequeña de siete hermanos, hija de un granjero irlandés alcohólico y una baptista escocesa, solo dijo de su niñez que en aquella época “Lo único que deseaba era estar muerta”. En 1940, cuando Ava salió por primera vez de su aldea para visitar a su hermana mayor en Nueva York, su vida cambió para siempre gracias a unas fotografías tomadas por su cuñado y enviadas a las Metro Goldwyn Mayer.

Los fotogramas de sus películas evocan recuerdos esparcidos por los cinco continentes. Desde su primer gran éxito, Mundo opuestos, ambientada en Nueva York, no dejó de viajar a través de sus papeles. Después llegaría Pandora y el holandés errante que convirtió a España en un destino frecuente en sus películas y en su vida.

video

La actriz adoraba vivir en España porque, como dijo en una ocasión, “tiene mis mismos defectos”. Después de rodar en Tossa de Mar (Girona) Pandora y el holandés errante, Ava Gardner se enamoró de España, y convirtió a Madrid en su residencia durante más de una década. Un romance que narra la película documental La noche que no acaba dirigida por Isaki Lacuesta, basada en el libro Beberse la vida de Marcos Ordóñez.


Con Magnolia, alcanzó su debut en el musical mientras recorría el Mississipi. Luego viajaría al Reino de Camelot con Los caballeros del Rey Arturo recreado en escenarios ingleses, y se convertiría en una aristócrata en Italia en La condesa descalza. Viajó por Pakistán (Cruce de destinos), las islas del Pacífico y México (La noche de la iguana), y nos trasladó hasta el exotismo de China (55 días en Pekín) o  su periplo por África con Mogambo, una película que rodó junto a Clark Gable, y con la que encontró el reconocimiento de la industria cinematográfica que tanto buscaba gracias a la nominación al Oscar de la Academia como mejor actriz.

viernes, 23 de enero de 2015

25 años sin Barbara Stanwyck

Hace 25 años fallecía Barbara Stanwyck, una de las actrices más grandes del Hollywood clásico. Sin ser una belleza perfecta, Stanwyck era perfecta en el drama, la comedia o el cine negro. Nunca ganó un Oscar, aunque estuvo nominada 4 veces. Rodó 85 películas en 38 años y a lo largo de su carrera manifestó una increíble versatilidad y una personalidad única.

miércoles, 14 de enero de 2015

Homenaje en Roma a Anita Ekberg

Roma rinde homenaje a la actriz sueca Anita Ekberg, musa del maestro del celuloide Federico Fellini, con un gran cartel expuesto en la Fontana di Trevi, lugar en el que la belleza rubia se dio el inolvidable baño de La dolce Vita (1960).

Varios operarios instalan el cartel en los andamios de la Fontana di...

Una imagen de grandes dimensiones con la frase Ciao, Anita y colgada de los andamios que cubren la Fontana di Trevi, que se encuentra actualmente en restauración. Este es el homenaje que el Ayuntamiento de Roma ha querido hacer a la que fuera Miss Suecia en 1950, cuando tenía tan solo 19 años.

Se trata de una fotografía que muestra a este icono de sensualidad sentada en el borde de la colosal fuente romana, con una melena rubia y ondulada cayendo sobre uno de sus hombros y luciendo el vestido negro con escote "palabra de honor", el mismo que llevó en la cinta de Fellini.

"Los turistas que se acerquen a la Fontana di Trevi podrán admirar, una vez más, la belleza abrumadora de una actriz que filmó aquí una de las escenas inolvidables del cine italiano, haciendo de Roma una ciudad aún más famosa en todo el mundo", explicó la asesora de Cultura de la capital, Giovanna Marinelli.

La imagen, cedida por la "Cinemateca de Bolonia-Reporters Associati" es en blanco y negro y fue tomada durante "una pausa del rodaje de La Dolce Vita", según apuntó Marinelli.

Fuente: El Mundo

domingo, 11 de enero de 2015

Fallece Anita Ekberg

Anita Ekberg ha muerto este domingo en las afueras de Roma a la edad de 83 años. Según el diario La Stampa, su fallecimiento se ha producido a las 10.30 (11.30 hora peninsular española) en la clínica San Raffaele di Rocca di Papa, en la zona de Castelli Romani, a unos 30 kilómetros al sur de la capital italiana.

Anita Ekberg
Sueca de nacimiento, Ekberg vivía desde hacía años en Genzano, una villa en de la localidad romana de Montegiove. Su nombre real era Kerstin Anita Marianne Ekberg y nació en la ciudad sueca de Malmö el 29 de septiembre de 1931, en el seno de una familia numerosa compuesta por otros siete hermanos.

Con sus curvas exuberantes y su pelo rubio, se convirtió en Miss Suecia a los 19 años, en 1950. Acto seguido se trasladó a Estados Unidos donde participó en el certamen de Miss Universo, si bien no ganó.

No obstante esta cita le abrió las puertas de la meca del cine, Hollywood. Cinco años después de su llegada recibió el Globo de Oro a la Mejor Actriz (casualmente hoy se entregan los Globos de oro 2015) por su papel en Callejón de Sangre, de William A. Wellman.




En Guerra y Paz (1956), la actriz y modelo interpretó a Helene Kuragina junto a estrellas del calibre de Audrey Hepburn y Henry Fonda. Cuatro tíos de Texas (1963) le permitió trabajar junto al célebre Frank Sinatra en el lejano oeste. Más poética se puso con Bocaccio'70, adaptación del Decamerón. También trabajó bajo la dirección de Bigas Luna en Bámbola (1996), la cinta en la que interpretaba a Mamma Greta.

Sería Federico Fellini, en 1960, el encargado de convertirla en un icono de sensualidad con su papel como Silvia en la película La Dolce Vita, considerada una de las obras maestras del neorrealismo italiano y una pieza fundamental en la historia del cine. La voluptuosa actriz se convirtió en símbolo sexual de toda una generación.

En concreto la escena en la que aparece dentro del agua de La Fontana di Trevi mientras invita a Marcello (Marcello Mastroianni) a entrar con ella al grito de 'Marcello, come here' (Marcello, ven aquí).

Antes de bañarse en la Fontana de Trevi, la musa de Fellini rodó en el Campo de Gibraltar Los tres etcéteras del coronel.

En los últimos tiempos se encontraba postrada en una silla de ruedas tras romperse las dos piernas y sufrir un problema de cadera por el que tuvo que pasar por quirófano.


Fuente: El Mundo, ABC

viernes, 9 de enero de 2015

Fallece Rod Taylor

Fotograma de la película de Alfred Hitchcock 'Los...Rod Taylor ha muerto por causas naturales a los 84 años en Los Ángeles, según han informado este viernes sus representantes a medios estadounidenses. El fallecimiento del intérprete australiano se produjo el pasado miércoles en su casa, rodeado por su familia.

El actor falleció rodeado de su familia, señala People, junto a mujer desde hace 35 años, Carol Kikumura, que fue su tercer matrimonio, y su hija Felicia. "Mi padre amaba su trabajo", ha dicho su hija al confirmar el deceso en un comunicado enviado a los medios, en el que ha destacado que "ser un actor fue su pasión".

Su compañera de reparto en Los Pájaros, Tippi Hedren, emitió un comunicado expresando su condolencia: "Rod fue un gran amigo para mí y un gran apoyo. Eramos muy, muy buenos amigos", dijo Hedren, también de 84 años. "Era una de las personas más divertidas que haya conocido, era reflexivo y tenía clase, todo era bueno en ese hombre".

Rod Taylor fue una de las grandes estrellas del cine de Estados Unidos, con más de 50 películas rodadas en Hollywood a lo largo de su carrera. Su papel más recordado es el de Mitch Brenner, protagonista del clásico de Alfred Hitchcock Los Pájaros (1963).

Gigante, junto a Elisabeth Taylor, Rod Hudson y James Dean, El tiempo en sus manos (1960), de George Pal y basada en la novela de H.G.Wells "La máquina del tiempo", fue otra de sus películas más célebres, junto a Chuka (1967) y "Ladrones de Trenes" (1973), su último papel importante en la gran pantalla.

Disney también contó con Taylor: en la versión animada original de 101 Dálmatas, fue la voz de Pongo. En la televisión, trabajó en Hong Kong, Dos contra el mundo, Mascarada y La caravana de Oregon

Su última actuación en el cine fue en el papel de Wiston Churchill en la película "Malditos Bastardos de Quentin Tarantino, con la que obtuvo un premio del Sindicato de Actores.

Fuente: El Mundo, 20 minutos, Clarín

sábado, 3 de enero de 2015

Hollywood en los años 30

Portada de 'Hollywood en los años 30'
La edad dorada de Hollywood, una época inolvidable que ahora recordamos gracias al libro Hollywood en los años 30 (Taschen), del ilustrador Robert Nippoldt y el experto en cine Daniel Kothenschulte. En esta época se cimentó el sistema de estudios, se formó la industria y en Hollywood había "más estrellas que en el cielo". Y eran estrellas de verdad, no como las de ahora. 

Es la época de Greta Garbo, Charlot, Clark Gable, Humphrey Bogart, los hermanos Marx, Marlene Dietrich o Jean Harlow. Del cine de aventuras, de gángsters, de la alta comedia o de los grandes clásicos de terror de la Universal. Nunca el cine ha calado tan hondo en la sociedad, como en esa época. Nunca ha sido tan sorprendente.

El artista Robert Nippoldt recrea a la perfección esa época con sus maravillosas ilustraciones en blanco y negro. No podían ser de otra manera, porque aunque haya gente joven que no lo sepa el cine fue en un maravilloso blanco y negro, lleno de contrastes, de luces y sombras, de intensidad y de magia. Como la que atesoran estas páginas.

Destacan sus retratos de los actores que parecen haber vuelto a la  vida, por su dinamismo y su plasticidad.Y que mantienen su poder de seducción de forma que si aquellas estrellas traspasaban la pantalla, sus retratos parecen dispuestos a salir de las páginas del libro y vivir otra edad dorada. Y eso que no son hiperrealistas, pero si transmiten la personalidad de las estrellas a las que retratan.

Un libro en la que el diseño está cuidado hasta el más mínimo detalle, de ahí que las tapas sean doradas. Y de ahí que el libro haya recibido algunos de los premios europeos más prestigiosos: Ret Dot Design Award (Essen, 2001), Premio Deutscher Designer Club (Fráncfort, 2011) e incluso el del Libro de cine del año del Instituto de Cine de Alemania (Berlín, 2010).

Humphrey Bogart y James Cagney

Las ilustraciones ya justificarían, por sí solas, la publicación de este libro, pero los textos de Kothenschulte las enriquecen aún más. Ya que  nos cuenta numerosas curiosidades sobre esos años. Por ejemplo, si en los años 20 los grandes actores del cine mudo e producían sus propias películas, en los 30, todos habían sucumbido al sistema de los grandes estudios, que les garantizaba grandes beneficios con muchos menos riesgos, pero que también se dejó a muchas estrellas del cine mudo por el camino.

Unos estudios que eran empresasa familiares que se juntaron en una aldea que muy pronto pasó a llamarse Hollywoodland y de los que pronto surgirían películas míticas como Frankenstein, Lo que el viento se llevó o el Mago de Oz, que todavía no han sido superadas pese a los increíbles avances en la tecnología.

Este experto en cine también nos habla de las garndes estrellas como el productor Louis B. Meyer, Charlie Chaplin, Buster Keaton, Jean Harlow y muchísimos más que hicieron el cine el mayor espectáculo del mundo. Un libro realmente interesante que nos devuelve la magia del buen cine y que, a su vez, es una obra de arte y del diseño.


Fuente: RTVE.es

jueves, 1 de enero de 2015

75 aniversario de Lo que el viento se llevó (II)

Lo que el viento se llevó, todo el mundo ha visto esta célebre película (cada uno de sus 238 minutos) o como mínimo ha oído hablar de ella. El film protagonizado por Vivien Leigh y Clark Gable cumple 75 pero aún no se conocen todos sus secretos o curiosidades, todo el mundo debería saber, por ejemplo, que la última superviviente del film es la longeva Olivia de Havilland...
Los actores y el equipo de la película

Vivien Leigh fue la actriz elegida para encarnar el papel de Escarlata, pero tuvo que someterse a varias pruebas hasta conseguir el papel. La búsqueda de la actriz principal llevó 2 años y un cásting a más de 1.000 actrices. Actrices como Katharine Hepburn o Carol Lombard también optaron a interpretarla.  

En cuanto al actor principal, no se pensó en primer lugar en Clark Gable; Gary Cooper o Errol Flynn fueron los primeros elegidos. Clark Gable se continuó con el proyecto gracias a Olivia de Havilland, que le convenció de ello tras amenazar Gable al equipo con abandonar. También hay que decir que la llegada al film de Olivia de Havilland fue pura casualidad, ya que en principio el papel iba a ser para su  hermana Joan Fontaine, que lo rechazó.

A cargo de la dirección estuvieron varios de los grandes como George Cukor, William Cameron Menzies, B. Reeves Eason, Sam Wood y, al final, Victor Fleming.

¿La relación entre Gable y Leigh era buena? Lo que más se ha oído a lo largo de los años es que los dos protagonistas no se soportaban pero se respetaban porque eran dos profesionales. Se ha dicho que Gable comía cebollas y que Leigh fumaba mucho. Mejor no imaginemos cómo eran los apasionados besos de la cinta. Vivien Leigh llegó a rodar 125 días, a 25.000 $; pero, sin duda, la estrella era Gable que filmó 75 y cobró 120.000 $

Hattie McDaniel
El éxito del film se vio en los Oscar, 8 estatuillas se llevaron. Fue el primer film en color en ser galardonado, la adorable Mammy se llevó una de las estatuillas -la primer mujer negra en logar un Oscar-, así como Vivien Leigh.

Los censores recibieron una buena cantidad de dinero para que respetasen la última frase del film como ya dijimos en el artículo anterior. En España, la censura prohibió la película hasta 1950. La clasificación era de "gravemente peligrosa", ya que trataba temas muy delicados: infidelidad, racismo, homicidio…

Ahora, ya podemos disfrutarla desde el sofá de nuestra casa, toda una película para estos días de Navidad. Claro que si te has quedado con ganas de verla en pantalla grande, todavía hay cines en Nueva York que la exhiben en sus salas. Y si estás por Jonesboro, en Georgia, pásate por el museo Road to Tara, podrás recorrer los lugares de la película.

Muere Shirley Temple

20 años sin Federico Fellini

50 aniversario de Cleopatra