125 años de Chaplin

miércoles, 16 de abril de 2014

125 años de Chaplin

Charles Chaplin dejó su genial huella en cada uno de los planos que filmó y que protagonizó, imágenes que “siempre te dicen algo”. Su humor está ligado a la ternura y al sentimentalismo pero contiene una gran profundidad psicológica y una demoledora crítica social, tomando partido por los más desfavorecidos.

Hoy se cumplen 125 años del nacimiento de Charles Chaplin, uno de los artistas más carismáticos de la historia del cine, y TCM va a celebrar este aniversario emitiendo todos los sábados del mes de abril, y en alta definición, algunas de las mejores películas de este inolvidable cineasta. Títulos como La quimera del oro, Luces de la ciudad, Tiempos modernos, Candilejas, El chico o El gran dictador.

Charles Chaplin pasó de ser un humilde cómico de variedades a convertirse, en poco tiempo, en uno de los símbolos del nuevo arte que nació con el siglo XX. Gracias a su experiencia teatral, según el profesor Sánchez Noriega, consiguió trasladar al cine un determinado ritmo y sentido del gag, así como dotar a su actuación de una peculiar economía de gestos. “En su cine no hay tiempos muertos. Todo está hilvanado para conseguir un efecto”, explica.


Chaplin, además de interpretar, escribía las historias, las dirigía, componía la música y supervisaba la fotografía. Sus películas tenían un éxito arrollador en todo el mundo. “El Chaplin cómico lo vemos en los cortos pero luego, en los largos, aunque hay elementos de pantomima y de humor, éste nunca es angelical ni edulcorado, sino que pone a sus personajes en conflictos serios”, explica Sánchez Noriega.

Así es, su personaje del vagabundo casi siempre cuestiona la autoridad; combate las injusticias; se burla de los poderosos y protege a los pobres y débiles. En definitiva, una denuncia de la desigualdad social que se vivía en su época.

Cuando comenzaron las películas sonoras, Chaplin comprendió que su pequeño vagabundo estaba destinado a morir junto a ese cine sin palabras. Y así fue. Aun así, en sus películas habladas, todavía encontramos huellas del viejo Charlot. Pero ahora, a los 125 años del nacimiento de su creador, todavía seguimos disfrutando de sus aventuras, de sus amores y sus desengaños. Y al final de cada una de sus peripecias, viéndolo alejarse hacia el horizonte con su bombín, su bastoncillo y sus enormes botas, siempre con la esperanza de encontrar un mañana mejor.


Sábado 5 de abril
20:35 La quimera del oro (The Gold Rush, 1925)
21:45 Selección TCM: Charles Chaplin (2014)
22:00 El gran dictador (The Great Dictator, 1940)

Sábado 12 de abril
20:35 Luces de la ciudad (City Lights, 1931)
22:00 Candilejas (Limelight, 1952)

Sábado 19 de abril
21:05 El chico (The Kid, 1921)
22:00 Tiempos Modernos (Modern Times, 1936)

Sábado 26 de abril
14:55 La quimera del oro (The Gold Rush, 1925)
16:05 Luces de la ciudad (City Lights, 1931)
17:25 Tiempos Modernos (Modern Times, 1936)
18:50 Candilejas (Limelight, 1952)
21:05 El chico (The Kid, 1921)
22:00 Selección TCM: Charles Chaplin (2014)
22:15 El gran dictador (The Great Dictator, 1940)


Fuente: EL MUNDO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada