Subastadas las pertenencias de Lauren Bacall

domingo, 5 de abril de 2015

Subastadas las pertenencias de Lauren Bacall

Bacall es uno de los iconos de Hollywood del siglo XX y el apetito de coleccionistas y seguidores de la actriz ha quedado claro en los días que ha durado la subasta. En poco más de dos minutos, una de las sillas de director de la actriz Lauren Bacall alcanzó un precio de 3.000 dólares. Dos de los cuadros de Albert York que colgaban de las paredes de una de sus tres residencias, el lote 542, se pusieron por encima de los 100.000 dólares en casi el mismo tiempo. Todo ha sido colocado esta semana en subasta, en la venta estrella de la temporada para la casa Bonham’s. 

Durante dos días y 20 horas de pujas en Bonhams, los 740 lotes con pertenencias de las tres casas de Bacall se vendieron por 3,6 millones de dólares. Sumadas a las dos obras que habían vendido con antelación, el legado de la última estrella de la era dorada de Hollywood alcanzó los cinco millones de dólares, según la casa de subastas. El dinero irá a parar a sus tres hijos: Stephen y Leslie –los dos que tuvo con Bogart- y Sam, fruto de su matrimonio con Jason Robards, con quien estuvo casada entre 1961 y 1969.

La última sesión en la sede neoyorquina de la compañía, situada en Madison Ave. cerca de Central Park, fue mucho más larga de lo previsto. Para el final, se habían dejado las piezas de joyería de la estrella de cine y algunos de sus trajes. El consejero delegado de Bonhams, Patrick Maede, destacaba que esta subasta se había creado "para que todo el mundo pueda pujar". En el gigantesco catálogo había piezas con precios de salida de poco más de 100 dólares y pequeños recuerdos. La mayoría de los lotes se vendieron a un precio muy superior del estimado porque, según Maede, "la estimación se basa en el precio normal de mercado y aquí se ve la asociación con la celebridad".

Algunos de los objetos de la subasta

La mesa de ajedrez de Humprey Bogart, el primer marido de la actriz, se vendió por 26.000 dólares y un baúl Hartmann con las iniciales del actor por más de 40.000. Ambas piezas por un precio mucho más alto de lo previsto inicialmente. De hecho, la subasta recaudó medio millón de dólares más de lo estimado.

En torno a medio centenar de personas acudieron a la sala a pujar por alguna de las piezas. Pero sin duda, la subasta despertó mucho interés fuera del corazón de Manhattan. Hasta 1.500 personas de 34 países se registraron para participar en la venta de las pertenencias de la actriz de falleció en agosto de 2004. La actriz conoció hace años al director de Bonhams, John King, y comenzaron a organizarla. Bacall fue una gran coleccionista que convirtió su casa en el edificio Dakota en todo un museo. "Estamos honrados del entusiasmo que ha generado esta venta en todo el mundo. El legado de Bacall vivirá en el hogar de sus admiradores", señaló King en un comunicado.

La pieza que consiguió la puja más alta fue una obra del pintor naturalista John James Audubon, Pelicano blanco americano, que se vendió por 173.000 dólares. Le siguen los cuadros de Albert York y una escultura de bronce de Henry Moore, por la que se pagaron 118.750 dólares.

Bacall reunió a lo largo de su vida una excepcional colección de esculturas y pinturas de este artista británico por el que profesaba admiración, como ella misma le dejó saber por carta. La actriz tuvo tres hijos, dos con Bogart, y uno con su segundo marido Jason Robards.

Fuente: El Mundo, ABC.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada