Subasta: De lo que los sueños están hechos

martes, 26 de noviembre de 2013

Subasta: De lo que los sueños están hechos

La estatua del halcón que dio título al clásico del cine The Maltese Falcon alcanzó en Nueva York los 3,5 millones de dólares en la subasta más cinéfila de la casa Bonham, donde también se vendió por 380.000 dólares el coche que llevaba a Ingrid Bergman y Humphrey Bogart en Casablanca.

Bogart y el halcón maltés
Con 30 centímetros de altura y 20,5 kilos de peso, el halcón tallado en plomo y de color negro, el único certificado por la Warner Bros. como original de la película, se convirtió en la estrella de una sesión titulada De lo que los sueños están hechos, que hizo las delicias de los coleccionistas de cine con más de trescientos objetos en su catálogo.

The Maltese Falcon, película basada en la novela de Dashiell Hemmett, supuso en 1941 el debut como director de John Houston, está considerada la pieza fundacional del cine negro estadounidense y fue uno de los títulos que auparon la carrera de Humphrey Bogart, en el papel del detective Sam Spade.

Precisamente, el tirón como icono del actor estadounidense se dejó notar no solo en el hecho de que el guión final de la misma película se subastara por 22.000 dólares, sino en que el segundo objeto mejor vendido de la noche fue el coche de otro de sus clásicos, Casablanca (1942).

El Buick Phaeton fabricado en 1940 que llevaba a Ingrid Bergman, Humphrey Bogart, Claude Rains y Paul Henreid al aeropuerto de Casablanca o, lo que es lo mismo, al mítico desenlace del filme en el que se pronunciaba la famosa frase "Siempre nos quedará París", alcanzó el precio de 380.000 dólares.



Buick Phaeton de Casablanca.

Otro icono del cine como Audrey Hepburn consiguió que un gorro de piel diseñado por Givenchy para el filme Funny Face (1957) alcanzara la cifra de 70.000 dólares, 5.000 dólares más que el casco de buzo que se llevaba en el Nautilus de 20.000 Leagues Under the Sea, la adaptación de clásico de Julio Verne que realizó Richard Fleischer en 1954.

El icono sexual por excelencia del cine estadounidense, la malograda Marilyn Monroe, también se hizo valer esta noche y ocho páginas de cartas manuscritas y dirigidas a su tutora, Grace Goddard, alcanzaron un precio de 45.000 dólares.

La que acostumbra a copar la primera posición en la lista de películas mejor valoradas de todos los tiempos, Ciudadano Kane, de Orson Welles, estuvo presente en esta subasta a través del tercer borrador de su guión, que se adjudicó por 28.000 dólares.

Entre los objetos más curiosos se encontraba un cuadro que Geza Kende había realizado a la actriz de cine mudo Clara Bow, pero que además había pertenecido al Drácula más famoso del cine, Bela Lugosi. Su precio de martillo fue de 24.000 dólares.

Una negligée que llevó Vivien Leigh en Gone With the Wind vendida por 45.000 dólares, un reloj del protagonista masculino de aquel filme, Clark Gable, por 23.000 dólares y la camisa psicodélica de Peter Fonda en Easy Rider, por 11.000 dólares, fueron algunos de los objetos destacados de esta subasta cuyo catálogo contaba con alrededor de 300 objetos.


fuente: RTVE.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada