Que el Cielo la juzgue

sábado, 12 de octubre de 2013

Que el Cielo la juzgue

Argumento:

Richard Harland (Cornel Wilde), un joven escritor, conoce en un tren a Ellen (Gene Tierney), una bellísima mujer con la que se casa pocos días después. La vida parece sonreírles, pero Ellen es tan posesiva, sus celos son tan enfermizos que no está dispuesta a compartir a Richard con nadie; tanto amigos como familiares representan para ella una amenaza de la que intentará librarse.

Ellen Berent (Gene Tierney)
Un melodrama duro pero con sentimiento, en el que el espectador es omnisciente en todo momento y en el que no puede dejar de juzgar los nulos escrúpulos que observa en esta niña malcriada. Por su parte, el director se encarga de mirar al pasado sirviéndose de un narrador que cuenta la historia de todo lo ocurrido, y de crear un ambiente de dolor y melancolía ante los duros acontecimientos sufridos por el bueno de Richard, con cielos pintados y decorados de paisajes idílicos que se mezclan con ligeros e inquietantes picados y con sombras proyectadas sobre la casa del estanque. Es la amenaza que se cierne sobre un matrimonio construido sobre el capricho de una mujer enferma en su amor obsesivo y absorbente, con el drama que estalla en momentos puntuales bien precisos y que alcanza su clímax en la escena del juicio, cuando se destapan los verdaderos sentimientos de Richard y de Ruth ante el acoso del fiscal.

Película completa

Amor, tragedia y suspense para una de las películas inolvidables de los años cuarenta, con escenas que quedan grabadas en la memoria y que invitan a volver a disfrutar de las interpretaciones de Gene Tierney, Gornel Wilde o Jeanne Crain… porque son impresionantes, como lo es la dirección de John M. Stahl, el guión de Jo Swerling o la música de Alfred Newman. Una joya del cine donde, una vez más, el amor y la muerte van de la mano… hasta que el Cielo la juzgue.

A continuación, os dejo un vídeo análisis sobre el film:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada