20 años sin Henry Mancini

sábado, 21 de junio de 2014

20 años sin Henry Mancini

El 14 de junio se cumplieron 20 años de la muerte del gran Mancini, autor de bandas sonoras que han pasado a la historia: Desayuno con diamantesCharadaLa pantera rosa, entre otras.



Henry Mancini fue compositor muy popular, con una larga trayectoria en la que destacan numerosos premios. A pesar de ser más conocido por sus trabajos para comedias, y en especial por componer para Blake Edwards durante muchos años, fue capaz de experimentar con el terror, el suspense o el musical, alcanzó una gran popularidad en la década de los sesenta y setenta. Y al margen de las grandes bandas sonoras también compuso grandes canciones para películas inolvidables. Influenciado por ritmos latinos y, sobre todo, por el jazz. Sin olvidar temas para televisión, Mancini ganó 20 premios Grammy y logró 17 nominaciones al Oscar (alzándose en cuatro ocasiones con el premio).

Y es que Mancini consiguió convertirse en un compositor muy popular gracias su gran habilidad para adaptar sonidos, ritmos e influencias de cada época en la que trabajó. Precoz en su dedicación por entero a ser compositor para el cine, pasó algunos años ligado a Universal Pictures donde trabajó a destajo, en más de 100 películas, aunque la mayoría de bajo presupuesto. Pero le sirvió para desarrollar su habilidad como compositor y arreglista, además de que supo alcanzar esa proximidad con el espectador de la época con composiciones y melodías pegadizas.

A continuación, un repaso por las mejores bandas sonoras de Henry Mancini:

Sed de mal (1958)

Hasta llegar a componer la banda sonora de esta obra maestra de Orson Welles, Mancini trabajó a destajo en Universal y empezó a labrarse un nombre. Tanto como para que le confiaran la partitura de este film de cine negro que le puso a prueba y del que salió muy bien parado. Welles estuvo más preocupado de otros asuntos y se desentendió de la música, así Mancini se sintió libre y consiguió un gran trabajo fusionando instrumentos de percusión y subrayando la intensidad de los grandes momentos de Sed de mal.

Desayuno con diamantes (1961)


Film mítico de Blake Edwards, hay que reconocer lo mucho que tuvo que ver también la excelente música de Mancini, con la que logró una fama mundial y consiguió además, que su tema Moon River se convirtiera en uno de las canciones más famosas, pegadizas e inolvidables de la historia del cine. 

Hatari! (1962)

Cambiando de registro, Mancini tras el fulgurante éxito anterior se lanza a esta producción donde tiene consigue mezclar con atrevimiento tonos de jazz y música africana, con aire exótico, tambores africanos, pero sin perder un ápice de calidad en sus melodías. Una mezcla que resulta muy apropiada para Hatari!, demostró de lo que era capaz y sorprendió a muchos.

Charada (1963)

Regresando de nuevo a la comedia, esta vez para Stanley Donen, Mancini consigue una música que consigue mezclar muchos ritmos diferentes, desde latinos a música clásica y también bolero, bossa nova,… todo para otorgar ese aire dinámico, de suspense del film. Era difícil pero consigue darle una coherencia al conjunto de forma muy brillante. De nuevo demuestra que en esta época alcanza su cota más alta de inspiración.

Días de vino y rosas (1963)

Otro magistral trabajo para Blake Edwards en otra cinta inolvidable de la época. También acompañada de una canción inolvidable, popular y versionada hasta la saciedad (junto con el gran Johnny Mercer).

La pantera rosa (1964)

Qué podemos decir de esta música. Un tema universal que convirtió a Henry Mancini en un ídolo y en un compositor de gran fama y popularidad. Brillante música donde demuestra su gran dominio de las melodías con tonos de jazz.

Dear Heart (1964)

Sin salirse de la comedia, esta vez para Delbert Mann, de nuevo Mancini demuestra que es donde mejor se mueve, donde mejor sabe resolver su música, ya por aquel entonces inconfundible. Y de nuevo viene acompañada su banda sonora de una canción del mismo título que ayuda a su gran popularidad. Aquí con acompañamiento coral.

El nuevo caso del inspector Clouseau (1964)

De nuevo repitiendo éxito anterior y ampliando la saga con su inestimable aportación musical. Para muchos consiguió superar incluso a La pantera rosa y convertirse en uno de sus mejores y más completos trabajos. Aunque queda ensombrecida por la gran repercusión de su tema principal.

Dos en la carretera (1967)

De nuevo para Stanley Donen (y también con Audrey Hepburn), Mancini repite esquema, una banda sonora melódica, con mezcla de ritmos, muy variado y al que completa con una canción del mismo título que contribuye, una vez más, al éxito y reconocimiento.

El guateque (1968)

Otra de sus obras cumbres y con la que demuestra ser uno de los más grandes de la década de los sesenta. Esta genial y absolutamente divertida comedia de Blake Edwards cuenta con una banda sonora propia del estilo de Mancini. Aquí se reunió de grandes intérpretes como el saxofonista Plas Johnson, el pianista Jimmy Rowles y el batería Shelly Manne.

También fue el creador de los temas de varias series de televisión: Remington Steele, El pájaro espino o Peter Gunn. Ésta última en 1958, creada por Blake Edwards. Era la historia de un peculiar detective privado con mucho estilo. Solo tres temporadas pero la música de Mancini fue esencial para su gran popularidad. Por cierto, el tema principal es una absoluta genialidad.



Fuente: RTVE.es, blogdecine.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada