All about Bette Davis

domingo, 9 de febrero de 2014

All about Bette Davis

Bette Davis
"Madre de tres hijos, divorciada, americana, 30 años de experiencia como actriz de cine. Todavía con movilidad y más agradable que lo que dicen los rumores, busca empleo en Hollywood". Tal fue el anuncio de prensa que publicó nada más y nada menos que Bette Davis en los años 60, tras una época dura en la que los grandes estudios la vetaron por "conflictiva", por "reducir" los números de taquilla, en realidad, por cualquier excusa.



Bette Davis nunca fue del agrado de los estudios porque no calzaba con los cánones de belleza de la industria, pero además por ser rebelde y exigente con su trabajo, para algunos, símbolo de la mujer emancipada de los años 30. "La interpretación debería ser más grande que la vida... Los guiones deberían ser más grandes que la vida. Todo debería ser más grande que la vida", decía quien nunca dejó de luchar por hacerse respetar con trabajos que estuviesen a su altura.

No en balde, la diva nacida en Lowell, Massachusetts, fue nominada diez veces al Óscar durante su carrera, y en dos oportunidades ganó la estatuilla dorada por sus trabajos en Peligrosa (1935) y Jezabel (1938).

En los 60 las cosas no estaban tan bien para la actriz. Llevaba seis años sin trabajar por el boicot de los estudios en su contra. Es entonces cuando decide publicar aquel anuncio clasificado, que surtió efecto, pues fue contratada para la película ¿Qué fue de Baby Jane? (1962) de Robert Aldrich.

"¡Si piensa que voy a interpretar a esa estúpida perra en silla de ruedas, ya sabe lo que le espera!", dijo Davis cuando recibió una copia del guión de la película. Fue entonces Joan Crawfrod -su archienemiga en la vida real- la que interpretó a Blanche Hudson, la antigua estrella de cine que queda parapléjica y al cuidado de su hermana, la perturbada Jane, una estrella infantil y mala actriz de cine. 

En ¿Qué fue de Baby Jane?
Por su versión de la pequeña Jane, Bette Davis recibe su última postulación a los premios de la Academia. Mas las cosas no pintaban bien desde el anuncio de prensa... Después de ¿Qué fue de Baby Jane?, Davis entró en lo que ella misma definió como su "fase macabra", actuó en algunos títulos de terror e intriga, hizo series de televisión, pero los problemas de salud la obligaron abrir paso hacia finales de los 70. 

En su libro My Mother's Keeper, la Barbara Davis dibuja a la madre como alcohólica, neurótica, manipuladora y malvada, como una mujer que canalizaba la rabia abusando de los que estaban más cerca de ella, como el actor Gary Merrill, uno de los cuatro maridos que tuvo.

Barbara Davis llegó a declarar sobre su autobiografía: "Podía haberlo escrito y enviado a mi madre sin publicarlo. No lo hubiera leído. No va a escuchar nada que no quiera (... ), así que me decidí por el único camino que sentí que podía llegar a ella: la opinión pública. Lo que puede ver el mundo es lo más importante para mi madre y esta es, en esencia, una carta pública para ella". Tras una misiva abierta dirigida a su hija, donde Davis expresa su dolor y desconcierto, esta decide desheredarla.

Esta tensa relación entre madre e hija sirve a la dramaturga Camilla Carr para construir un relato que indaga en las luchas públicas y privadas de la actriz. All about Bette: An interlude with Bette Davis, presenta a la mujer más allá de la estrella de Hollywood, aquella que fue abandonada por su padre y criada por su madre, que tuvo que mudarse unas 80 veces con su hermana y su progenitora evadiendo a los acreedores, la misma que luego busca ser comprendida no por la industria que siempre tuvo que aceptar su virtuosismo, sino por su hija.

Fuente: El Universal

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada