100 años del nacimiento de Frank Sinatra

sábado, 12 de diciembre de 2015

100 años del nacimiento de Frank Sinatra


Sinatra

Francis Albert Sinatra nació el 12 de diciembre de 1915 en Hoboken, Nueva Jersey. Hijo de unos emigrantes italianos .Su madre, Dolly, dio a luz a Frank en un parto traumático tras el que quedó imposibilitada para tener más hijos y que casi acaba con la vida del niño, al que los fórceps empleados le dejaron un tímpano perforado y una cicatriz detrás de la oreja izquierda. Tras recuperarse los dos, Francis Albert fue bautizado en abril de 1916.

Su popularidad llegó a ser inmensa y prácticamente constante a lo largo de toda su vida, aunque fueron especialmente exitosos los años cuarenta y cincuenta, siendo esta última década, con su producción discográfica para la compañía Capitol, la considerada como su etapa de mayor calidad artística como cantante.

A través de su papel en De aquí a la eternidad logró salir de un bache personal y artístico en el tránsito de los años cuarenta a los cincuenta para encumbrarse en lo más alto de la popularidad, además de ganar por su interpretación el Oscar al mejor actor secundario.

A lo largo de su carrera profesional, Sinatra grabó más de 1.300 canciones y participó en más de cincuenta películas. Recibió multitud de premios y homenajes, entre los que se cuentan diez Grammys, el Premio de la Academia de Artes y Ciencias de la Grabación y la Medalla de la Libertad del gobierno estadounidense.


Pero las luces de Frank Sinatra se ven eclipsadas de vez en cuando por decenas de leyendas urbanas acerca de su carrera profesional y su vida privada. Algunas son más conocidas que otras. En el centenario de su nacimiento hay que rescatar algunas de ellas.


Sinatra fue ligado a la mafia desde que su carrera profesional empezó a cosechar éxitos. Quizá se podría atisbar algún contenido xenófobo en esos comentarios que corrían por los mentideros de la sociedad norteamericana de la época, pero era difícil entender como un humilde italo-americano podía hacer carrera de manera honrada. O eso pensaba parte de la sociedad.


Investigando en la leyenda negra de Sinatra siempre la mafia es el denominador común. Incluso cuando se hablaba de su relación con  Kennedy. Es conocida, aunque no demostrada, la gran labor que hizo Sinatra para que JFK consiguiese una apretada victoria en el populoso estado de Illinois. Y claro, la leyenda no sería leyenda si Frank no hubiese acudido a sus amigos de la mafia para interceder en favor de Kennedy. "Qué mejor que un presidente católico", pensarían los de la mafia.

Según contaba esta maliciosa leyenda, Kennedy estaba tan enfangado con la mafia que el propio Robert Kennedy aconsejó a su hermano romper su relación con Frank y "sus amigos". 

Hasta Mario Puzzo, en "El Padrino", incluía un pasaje "totalmente" inspirado en las acciones mafiosas de Siantra. Todo el mundo recuerda la escena en la que un productor de cine amanece con una cabeza de caballo en su cama por no darle un papel al ahijado de Don Vito. Obviamente, tras el incidente, la carrera cinematográfica de Johnny Fontana, el cantante de la novela de Puzzo, se relanzó. Se rumoreaba en la época que, al igual que Fontana, Sinatra tuvo una crisis en su carrera artística a principio de los cincuenta. En ese preciso momento Sinatra recibió un papel en una película: "De aquí a la eternidad". Ganó su único Oscar y su carrera volvió a encarrilarse.


Según la leyenda, Sinatra llegó a tener más que palabras con Mario Puzzo por haber incluido esta nota de su biografía que quería haber mantenido en el anonimato. Si es que realmente algo de lo dicho hasta aquí ocurrió de verdad. Y es que esta historia contradeciría otra leyenda urbana que aseguraría que Frank Sinatra rogó a Coppola un papel importante .

Y es que la vida de Sinatra, por lo menos la "no autorizada", pone a Frank en un papel conspiratorio muy importante en la vida de la mafia italo-americana. Porque ¿quién si no Frank amenizaría las reuniones donde los capos de la mafia se reunían para repartirse los territorios en los que extenderían su negocio "comercial"? 

Pero puede que detrás de tanta leyenda haya algo de historia. No deja de ser cierto que muchos de los locales en los que cantaba Sinatra pertenecían a gentes de los bajos fondos del hampa y organizaciones mafiosas de todo tipo. Además era natural que entre la mafia italiana de EE.UU. gustase más "uno de los suyos" que otro cantante, y más si tiene la categoría contrastada que tenía Frank Sinatra. Eso sí, muchos le estigmatizaron por frecuentar esas compañías, aunque quizá sólo lo hacía para ganarse el pan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada